miércoles, 30 de septiembre de 2009

Período científico sexólogico.

Es muy reciente. En nuestros días, los tenaces
prejuicios que pesaban sobre lo sexual han cedido a una doble necesidad
intelectual v social. Entre los primerossexólogos cabe citar a Roux, Féré,
Francillon, Marro y St. Hall, que pretendieron estudiar sintéticamente las
variaciones del instinto sexual. Conviene destacar especialmente a tres inves-
tigadores que, en realidad, son los creadores de la sexología:

1) Havelock Ellis, que consagró toda su obra científica al analisis de
la sexualidad.

2) Sigmund Freud, el creador del psicoanálisis. Pueden citarse muchos
descubrimientos de Freud que han sido capitales para la sexología actual:
existencia y aspectos de la sexualidad infantil (realidad entrevista ya por
Lindner y Sanfort-Bell); las conexiones entre masculinidad y feminidad
psíquicas y los instintos de familia; los célebres complejos de Edipo v Elec-
tra, los estrechos lazos entre sexualidad y psicopatología (neurosis, psicosis
y personalidades psicopaticas), semejanzas entre, sexualidad neurótica y
sexualidad primitiva; la importancia de la afectividad, etc.

3) Gregorio Marañón, cuya obra aporta a la sexología una considerable
contribución fundada en múltiples observaciones clínicas sobre sexomorfo-
logía, variaciones anómalas de los caracteres sexuales, enfoques endocrino-
lógicos, condiciones psicofisiológicas de lo erótico, historia de la evolución
sexual del individuo, y, sobre todo, el estudio de la intersexualidad (herma-
froditismo).

Los máximos representantes de los estudios sexológicos más recientes
han sido algunos de los discípulos de Freud (por ejemplo: Stekel, Marie
Bonaparte, Ferenczi, Adler, Wřexberg, Schwarz, Allers) y algunos biólogos
(como Steinach, Lipschutz y Ratschow,). Finalmente podríamos citar a los
diversos sexólogos que actualmente se dedican a la investigación de lo sexual:
Hesnard, Chauchard y Mac Oraison, en Francia, Pellegrini, en Italia;
Giese y Overzier, en Alemania, Fried, Krich, Begler y Caprio, en Norte-
américa, Lorand, en Inglaterra; Asayama Sin-Iti y Shinozoki—Nolmo, en
el Japón.

Después de esta fundamentación, la sexología ha podido serconsiderada
como una ciencia autónoma, con una visión cada día más clara de sus fines
y de sus métodos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada